Un éxito difícil de alcanzar. La situación de la música en Barcelona

Por Victor Luis, Jordi Moreno, Ferran Rigat y Meritxell Trinidad

¿Qué hay que hacer para abrirse un hueco en el mundo de la música en Barcelona? ¿Cómo influye la ciudad en las melodías de los diferentes grupos? ¿Barcelona y la provincia entera ha evolucionado musicalmente? ¿Cómo es la situación musical de Barcelona? Estos son algunos de los interrogantes que surgen al juntar dos conceptos que definen Barcelona Music Sound: Barcelona y música.

Siguiendo la estela del libro de Xavier Torres-Bacchetta y Miguel Amorós Barcelona és bona si la música sona cuestionamos la situación de los artistas de la provincia barcelonesa pero no solo nos quedamos con la rumba y estilos entremezclados con ésta, vamos más allá e intentamos analizar la situación en la ciudad de la mayor parte de los estilos musicales. Hablamos con artistas que se han ganado un espacio en el panorama musical de Barcelona como La Pegatina, Quart Primera o Frank Caro y, comparamos lo que dicen con el pensamiento que reflejan en el libro que nos inspiró, estrellas y mitos musicales como Manolo García, Macaco o Peret, para definir como está la música en Barcelona y qué piensan los artistas de todos los géneros sobre ésto.

Nuestra radiografía nos llevará a ver primero de todo como los grupos pequeños se empiezan a hacer un hueco, como la ciudad los cobija. Después iremos evolucionado a partir de la fama de los siguientes grupos o artistas hasta tener la palabra de los más consagrados.

Anicet Lavodrama, folk-grunge barcelonés
Anicet es un perfecto ejemplo de cómo nacer dentro de la ciudad. Todo empieza con los acústicos de Benja, el líder del grupo, en pequeños bares de la capital barcelonesa, entre las actuaciones iniciales los integrantes poco a poco se adhieren al grupo gracias a las canciones e ideas de Benja. Aprovechando la inercia de los acústicos el grupo sigue con su idea de arraigar desde abajo.  Y seguir entre bares y alguna oportunidad más que brinde la ciudad como por ejemplo algún domingo de tapeo en el Poble Espanyol o auditores de barrio.

“A diferencia de otras capitales europeas Barcelona se caracteriza por una movida más de clubs”

Palabras del mismo grupo dejan clara su idea sobre la ciudad: “En cuanto a música en directo tiene grandes carencias, a nivel de salas. A diferencia de otras capitales europeas Barcelona se caracteriza por una movida más de clubs que se puede ver con el Sonar, que ha funcionado muchísimos años. De la misma manera que las bandas grandes e internacionales tienen muchos lugares para venir, los pequeños lo tenemos más complicado.”

Ebri Knight, rock folk irlandés
De folk pasamos a otro estilo de folk un poco más lejos de la cultura mediterranea. Un grupo que vive lejos de Barcelona pero que está influenciado por ella es Ebri Knight. La banda de rock folk que comparte melodías que invitan a la fiesta de los grupos como La Pegatina. Los ebris son de la comarca del Maresme, esto les convierte en barceloneses de provincia pero no de ciudad. Siempre se han sentido ligados a la tierra y aunque se consideren más del Maresme que del Barcelonés, estas dos comarcas tienen muchas cosas en común: ritmos similares y el mar. Admiten que sus actuaciones no suelen ser en Barcelona ciudad pero con su nuevo disco, La palla va de cara,  la ciudad les ha acogido muy bien. La presentación de éste fue en el Centre Artesà Tradicionàrius del barrio de Gracia y, según ellos, se sintieron como en casa, y también los artistas invitados en ese evento, Les Absentes, otro grupo de folk catalán del Solsonés.

Reconocen que sus raíces musicales no están en la música de la ciudad de Barcelona, al principio se basaron en grupos escoceses e irlandeses, pero creen que todo lo que rodea al artista y al músico es lo que crea el grupo. A ellos les ha rodeado el mar, la provincia de Barcelona y Cataluña y eso es lo que les ha hecho sonar como ahora suenan. También, hace falta decir que la base del punk folk en que se basan se creó de la tradición de una tierra y ellos han querido hacer lo mismo, crear sus melodías aprovechando nuestras tradiciones. Además, al interesarse por ese estilo de música de fuera han conocido grupos que hacen ese mismo género musical aquí.

IMG_2625

Parte de Ebri Knight con Meritxell de BMS. | ARCHIVO

Quart Primera, folk electrónico
El nuevo panorama musical invita al estilo folk y la muestra de esto es el sinfín de grupos noveles que utilizan este género musical. Quart Primera es una joven banda que en 2010 lanzó su primer disco El món en un cafè, y en 2012 el segundo, Pel·lícules. De su Barcelona natal, Pere Jou, el líder del grupo, explica que su experiencia como músico en la ciudad ha sido muy positiva. “Sin la oportunidad que nos ofreció Barcelona y su gente, ahora no estaríamos donde estamos”. A lo que se refiere Jou es la curiosa manera con la que se dieron a conocer. Empezaron a tocar en comedores de pisos, la mayoría de ellos en Barcelona, de gente que los invitaba a tocar para un público reducido.

Se empezó a hablar de ellos. “En Barcelona, la gente se mueve y le gusta conocer nuevas propuestas”, asegura el cantante. En poco tiempo dieron el salto a los escenarios y esto les permitió editar sus dos álbumes y tocar en salas, festivales, y hasta en el Palau de la Música.

Comparados a menudo con otros artistas jóvenes pero ya consagrados del panorama musical catalán como Els Amics de les arts o Manel, Quart Primera ha intentado buscar un sonido diferente, definiendo su estilo como “música folk electrónica con toques de banda sonora”. Para su último disco, Jou viajó por distintas ciudades en busca de sonidos electrónicos nuevos, poco explorados aquí. Si bien es cierto que Barcelona no posee un estilo propio, la cultura musical es muy rica y variada, “porque confluyen muchas nacionalidades y maneras de entender la música”, opina Pere Jou.

“Siempre hay que renovarse y reinventar, sobre todo en una ciudad tan dinámica”. El cantante de Quart Primera asegura que al público barcelonés hay que ofrecerle propuestas originales y alternativas a todo lo que ya se ha hecho. Confiesa que esto ha sido positivo para él, porque ha podido conocer y crear estilos nuevos, cosa que no habría sido posible en según qué lugar. “Primero, tocar en pisos y, después, el cambio de estilo de un disco a otro”, estas son las maneras de reinventarse que ha tenido el grupo; y reconoce que “el público de la ciudad lo ha aceptado muy bien”.

“Yo no busco triunfar, sólo poder seguir tocando”. Pero para tener éxito en Barcelona, Jou asegura que “hay que encontrar medios para darse a conocer, creer en lo que haces y saberlo transmitir”. También destaca la facilidad de conseguir un público ante los obstáculos que existen y la amplia competencia, pero “por suerte, parece que la música comercial ya no lo es todo y Barcelona se abre paso a nuevas propuestas musicales”.

Pero el folk no es el único estilo que destaca en Barcelona.

Frank Caro, deejay de Opium Mar
El estilo house viste todas las noches a Barcelona con su inconfundible aroma de fiesta selecta. Quien sí que busca triunfar, en contraposición a las palabras de Quart Primera, es Frank Caro. Uno de los mejores deejays y productor de ámbito nacional y residente en la prestigiosa sala barcelonesa Opium Mar lleva vinculado a la Ciudad Comtal durante ya varios años. Ha pasado por varias salas, tanto como director o como deejay, en las cuales cada una de ellas le ha aportado algo diferente a la anterior. “Barcelona es mi lugar de residencia, de trabajo y de experimentos. Directa o indirectamente ha tenido peso en mi formación como ‘deejay’ ya que todo lo que he aprendido y descubierto ha sido en esta ciudad”. Frank considera que los gustos que tienes los ha ido adquiriendo por vivir en la ciudad en la que ha residido desde que nació, pero que, por ejemplo, “de haber nacido en Chicago mi estilo sería más techno”. Por lo que respecta a la forma de adaptarse de Barcelona en relación a la música la considera “lenta, al contrario de lo que sucede con las razas y las religiones. Con la música no es tan acogedora”. Según Frank, “en Barcelona hay tres o cuatro clubes que la hacen estar en las primeras filas de la música electrónica mundial, pero no es de las más importantes, ya que cualquier festival que se haga en Barcelona cae en el olvido a excepción de un par”. Desde su punto de vista, “necesita más apoyo político. La música electrónica es arte y debe ser vista así, y no como un ruido que sirve para que se drogue la juventud, ya que eso es injusto”.

“Cualquier festival que se haga en Barcelona cae en el olvido a excepción de un par”

Frank Caro hablando con Jordi de BMS | Fuente propia

Frank Caro hablando con Jordi de BMS. | ARCHIVO

Raspa, música sin etiquetas
La gracia de la ciudad condal es el mural de estilos y artistas que crea, y en este Raspa se merece un rinconcito por su interesante manera de ser. Otro grupo que forma parte del libro de Amorós y Torres-Bacchetta es Raspa, que en cambio, no cree en la nacionalidad de la música, en el libro afirman: “Si algo tiene la música es que carece de nacionalidades; puede tener raíces que dan cuenta de su origen, pero la música es de quien la hace y de quien la escucha, esto es lo universal y el encanto de ese lenguaje”. Han adaptado música colombiana a los que le viene de gusto tocar, es gente de otros lugares que se ha juntado en Barcelona para crear algo, un proyecto y una banda que nació en el 2003.

La Troba Kung-Fú, rumba y cumbia catalana
La rumba llena las calles de un sabor especial cuando la fiesta llena Barcelona, y aunque la Troba Kung-Fú se clasifiquen de pachanga o rumbia, de la fusión de rumba catalana y cumbia colombiana tienen esa esencia festiva de la rumba. Encontramos que son de La Garriga,  pero siempre han considerado Barcelona una ciudad muy importante para ellos, es la gran ciudad, la gran capital que está a cuarenta kilómetros de donde viven y cantan. Afirman que todo lo que han vivido allí les ha influenciado mucho. Coinciden con La Pegatina en que Barcelona les ha dado la oportunidad de contactar con diferentes músicos y allí se empaparon de música y descubrieron diversos géneros musicales que luego les sirvieron para crear su grupo. Destacan que en la banda confluyen muchas cosas pero todos tienen un “sentido barcelonés”.

“Este país se sustenta en costumbres y creencias y aquí pensamos que la música y la fiesta tienen que ser gratuitas”

Siempre les ha gustado la ciudad de Barcelona y pasear por el casco antiguo. Sí que han notado un cambio en el paisaje, dicen, en cuanto a negocios y establecimientos. Ahora hay más franquicias y Barcelona está más llena de turistas que hace unos años. Musicalmente, la situación es difiícil. Esto es porque, según ellos, este país se sustenta en costumbres y creencias y aquí pensamos que la música y la fiesta tienen que ser gratuitas, “esa tradición de que la Administración siempre lo haya pagado ha hecho que, ahora que no hay dinero, se complique todo más”. Proponen que se aprovechen espacios donde se puedan hacer conciertos y no que se inventen espacios que cuestan mucho dinero y no son rentables, “no empezar la casa por el tejado”.

Este grupo ha viajado mucho y saben cómo es la imagen de Barcelona desde fuera, creen que es mejor la imagen que los de fuera tienen de nosotros que la que nosotros tenemos de nosotros mismos. Barcelona tiene una imagen que califican de distorsionada.

La Pegatina, rumba de fiesta
Hablando de fiesta quien mejor encarna esta palabra en su música es La Pegatina, un grupo de rumba catalana y que hace años se abrió camino en el mundo de la música. Ellos se definen como rumba mezclada con fiesta y diversión. Han pasado de tocar cada año en las fiestas mayores de su pueblo, Montcada i Reixac, a hacer giras internacionales en las que se han recorrido toda Europa y a poder elegir en qué fiestas mayores participan. Ahora, después de seis años sin parar de tocar y moverse musicalmente para triunfar, al tener ya consolidado su propio público cuentan que Barcelona ha sido fundamental para ellos, que en esta ciudad se encuentran mezcladas muchas culturas, idiomas y gente diferente y eso ha hecho que se enriquezcan musicalmente. Agradecen ser de esta ciudad porque ven a Barcelona como una ciudad que siempre esta en el punto de mira de mucha gente y eso les dio la posibilidad de salir fuera de sus fronteras y poder viajar difundiendo su música. Con estos viajes han visto cómo es Barcelona desde fuera y han observado cómo son de diferentes las ciudades de Europa a nivel musical. Allí hay subvenciones y el público no es igual, confiesan que sienten envidia por los músicos de esos países y piensan que en Barcelona y en España en general no se valora a los músicos ni a la música y que cuando se juntan en un concierto un número elevado de personas desalojan el sitio en vez de preverlo y solventar el problema. Por ejemplo, dicen que en España es impensable que los músicos cobren el paro, pero sin embargo en un país tan cercano al nuestro como Francia sí lo hace.

La Pegatina al ViñaRock 2013 | lapegatina.com

La Pegatina al ViñaRock 2013. | LAPEGATINA.COM

Los Manolos, rumberos de “Amigos para siempre”
Otro grupo rumbero que destaca la desigualdad de Barcelona y España respecto a otros países son Los Manolos. En el libro de Miguel Amorós y Xavier Torres-Bacchetta opinan que Barcelona no se puede comparar con otras ciudades europeas. “Si comparamos Barcelona con Londres, Berlín o Dublín, ¡apaga y vámonos! El nivel de profesionalización técnico y de gestión nos supera. Allí la música se concibe como arte, como ocio, pero sobre todo es una industria que bien llevada produce beneficios culturales y económicos”.

Macaco, música de varios estilos
Comparando artistas más consagrados pero que también vienen de fuera de Barcelona y confluyen aquí como Raspa, tienen un punto en común, el amor por esta ciudad. Macaco por ejemplo, en Barcelona és bona si la música sona se confiesa y dice que Barcelona fue muy importante en su vida. Es una ciudad de paso de gente de todo el mundo. Porque tiene mar, y su piso de Escudellers era el “auténtico mestizaje” ya que vivía gente de muchos lugares de la Tierra. Su percepción de Barcelona ha cambiado, antes se podían montar amplificadores y micrófonos en la calle conectados a las baterías de los coches y se ponían a tocar, ahora eso es imposible, y cambiar eso no es tarea fácil.

Manolo García, pop rock aflamencado
Siguiendo con los músicos más reconocidos que salen en el libro de Amorós y Torres-Bacchetta, Manolo García reconoce que no sabe que habría sido de él si sus padres, de origen andaluz, no hubiesen venido de Albacete, donde nació, a Barcelona. Afirma el cantante: “Ésta ciudad siempre ha sido muy musical y ha tenido mucha oferta y de todos los estilos. […] Es cierto que hay un control exagerado, y a la cultura no se le puede poner freno, es música popular, tiene que estar en la calle, es para uso y disfrute de todos, no puede estar regulada. Vivir en una ciudad donde la cultura tiene que pasar por el arco institucional hace que pierda espontaneidad, vida, vitalidad cultural. Es algo terrible”. García, a través de sus viajes, se ha dado cuenta de que lo que importa de verdad es la música y que el poder lo que debe hacer es no poner barreras sino dar oportunidades a los músicos noveles.

“Es cierto que hay un control exagerado, y a la cultura no se le puede poner freno”

Macaco y Manolo García | Fuente: elpais.com y kedin.es

Macaco y Manolo García. | ELPAIS.COM/ KEDIN.ES

Estopa, rumberos de Cornellá
Un grupo consolidado en el panorama musical es Estopa, los dos hermanos de Cornellá que han sabido encontrar su espacio en la música de Barcelona, no buscaron el éxito como Quart Primera, pero les llegó. David y José: “Barcelona ha sido muy importante para nosotros, e importantísima para nuestra familia, porque ellos fueron los que emigraron aquí. Ahora nosotros somos un producto de lo que hemos vivido y de donde lo hemos vivido. Si viviésemos en otro lugar seríamos distintos, seguro”. Analizan la situación musical de Barcelona y creen que es muy rica y muy cambiante, culpan a los medios de comunicación de no saber captar la diversidad musical de la ciudad porque “hay muchos grupos y buenos, pero en general esos medios sólo se preocupan de publicitar a unos pocos y en una onda musical determinada, y el resto, la mayoría, quedan fuera”.

Peret, el rey de la rumba catalana
Otro artista consagrado que no necesita presentación previa es Peret, el mito de la rumba catalana, la leyenda, “música viva”, como lo clasificó en la entrevista del blog Torres-Bacchetta. Uno de los creadores de la rumba catalana, no cree que ahora se pueda vivir de la música. Lo que tiene que haber según él es democracia real, con eso se arreglaría todo.

“Hoy en día de la música no se puede vivir, el Ayuntamiento lo ha acaparado todo”

“Solo hay que mirar a toda esa gente joven que ha salido a las calles y a las plazas para reclamar democracia. Hoy en día de la música no se puede vivir, el Ayuntamiento lo ha acaparado todo. Se han acabado los representantes, se han acabado las salas de fiestas…”, explica que en la música ha pasado lo mismo que en las diferentes burbujas como la inmobiliaria y por eso ahora hay una crisis. En la industria musical, los que había antes de la crisis cobraban demasiado, “y la avaricia rompe el saco. Ahora, ¿quién vende discos? […] Tú has hecho un trabajo, una creación y de eso tiene que haber unos derechos de autor. De acuerdo que es un trabajo mío y lo puedo regalar, pero también tengo que comer”. El artista deja ir duras acusaciones contra la situación actual de la música en Barcelona, predice que los artistas acabarán pidiendo caridad en las calles después de cantar o tocar. “Me parece muy bien que se preocupen por el ruido de los músicos en la calle, pero Barcelona es una de las ciudades más contaminadas acústicamente y no hacen absolutamente nada para arreglarlo […] no TODO el ruido es la música en la calle”.

Estopa y Peret |videos-musicales.net y ociovalladolid.es

Estopa y Peret. | VIDEOS-MUSICALES.NET/ OCIOVALLADOLID.ES

Barcelona es en el fondo como una gran madre, ella te acoge y cuida, te ayuda a pasar de gatear a andar y finalmente correr por ti mismo, pero cada uno se mueve a su manera, acaba de crecer como su constitución le dicta. Pero crecer dentro de la capital catalana ya es mucho más difícil, el acondicionamiento, la diversidad de culturas y un público cada día más exigente y con menos dinero que gastar en cultura y sobre todo en música. La mayoría de grupos y artistas son críticos con el proceso de crecimiento que te permite la ciudad.

Pero Barcelona no son solo sombras, algunos grupos agradecen la mezcla de culturas de una ciudad tan cosmopolita y con tantos públicos diferentes que muchos de estos están abiertos a nuevas propuestas y a ideas frescas.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s