“Es absolutamente necesario innovar para seguir adelante”

Por Víctor Luis Fortea

Un piano de cola, varias guitarras, tambores y micrófonos llenan un pequeño estudio de grabación en la planta baja de un edificio de la Vía Laietana. Llego pronto a la cita e interrumpo sin querer a Diego, que está tocando un tañador, un instrumento de percusión de madera típico de Chile. Al otro lado del cristal, dentro de la sala de mezclas, el editor dice que hay que repetir la toma.

“Yo soy de Chile encara que tinc el cor català”, así se presenta Diego Abarca, un músico en todos los sentidos. Dejó su país en 2002 para venir a Barcelona a seguir estudiando composición y arreglos musicales. Once años después, tiene la suerte de poder seguir diciendo que se dedica a su pasión: la música.

IMG_5066

Diego Abarca tocando un tañador en el estudio

Diego me recibe en el estudio de grabación dónde está colaborando con el nuevo disco de Marta Gómez, una cantante colombiana. Él es guitarrista, y forma parte del grupo Sakapatú, “un conjunto de músicos chilenos y peruanos -más tarde se incorporó un argentino- que en 2004 comenzamos con un proyecto más  moderno con música rock y pop, y que luego transformamos en un producto de dónde venimos; somos de Suramérica y hacemos música latinoamericana de raíz folklórica”.

Seis personas conforman esta original banda que enfoca su trabajo en dos direcciones. Diego separa sus conciertos en dos formatos, “uno pedagógico que trabajamos con el departamento de música de la Obra Social de La Caixa y es un espectáculo que explica la influencia española en Latinoamérica a través de la música con canciones populares andinas, llamado Sakaptú, un viaje por la música andina y afroperuana. Y otro formato de nuestra producción, con temas propios y arreglos no tan tradicionales que pretenden buscar la fusión entre el estilo tradicional con el moderno”.

“Transmitir valores a través de la música es ilusionante y me enorgullece”

Sentados en un sofá del local, Diego parece estar muy cómodo. Es una persona muy agradable y se hace fácil hablar con él. De hecho, así se define: “abierto, empático y respetuoso”. Cuenta que hace un año que es padre de un niño y esto ha tomado una gran importancia en su vida. Asimismo, tras su paternidad, se ha interesado por la sensibilidad hacia la educación, sobretodo infantil, y esta se ha convertido en su objetivo. “Transmitir valores a través de la música es ilusionante y me enorgullece”, haciendo referencia a la colaboración con Marta Gómez.

Sakapatú está preparando su segundo disco de temas originales, tras Corazón en Carnaval (2008), que pretenden grabar en Noviembre, comenta Diego. Actualmente se encuentran trabajando en los arreglos, la producción de las canciones y la instrumentación.

Este 2013, el grupo Sakapatú ha cumplido 9 años juntos sobre los escenarios. Diego reconoce que siempre pueden haber opiniones diferentes a los demás, pero siente que hay buena comunicación. “Nos basamos en una relación de respeto y cariño. La convivencia se hace llevadera y llevamos girando nueve años juntos y aún seguimos, que es buena señal.” Nueve años son muchos y mantener un proyecto tanto tiempo es admirable. En este punto no puedo evitar preguntarle si en los últimos años el grupo ha notado la crisis que afecta a todo el país y a todos los sectores. Su respuesta es clara: “en la situación actual es absolutamente necesario innovar para seguir adelante. Si te quedas haciendo lo que ya está hecho, la crisis te puede coger por el cuello. Nosotros siempre buscamos arriesgar un poco, aunque tocamos música tradicional andina, intentamos que no sea el típico cliché musical.” Además añade que “aparte de innovar en España un género que no se conoce, reinventamos el propio género de la música andina. Ésta es nuestra filosofía.”

Pero en Barcelona han tenido las cosas fáciles, según explica. “Es una ciudad abierta a las otras culturas. El grupo ha tenido buena recepción, bastante trabajo y gente que nos sigue.” Aun así, piensa que hay que ser uno mismo el que debe adaptarse, y no esperar a que la ciudad y la sociedad se adapten a ti. Haciendo un ejercicio de comparación, le pido a Diego que imagine su vida actual sin haber marchado de Chile, ¿habría sido posible? Diego es claro: “las opciones que presenta una ciudad como Barcelona, tan cosmopolita y abierta a nuevas propuestas, no las presenta Suramérica, al menos 10 años atrás.” Resalta de la ciudad condal aspectos positivos como el nivel de educación, el nivel cultural, de civismo y social. El saber escuchar y decir las cosas “aquí es natural”. En cambio, “la realidad que viví en Chile era diferente, creo que aquí estáis más abiertos.”

IMG_5069

Diego Abarca y Víctor Luis (BMS) al finalizar la entrevista

Al finalizar la entrevista, Diego se va a comer con sus compañeros antes de seguir con la sesión de tarde en el estudio de grabación. Supongo que se refiere a esto cuando dice que “la constancia y ser lo más profesional posible es lo básico para cualquier trabajo.”

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s